top of page
Buscar

Cómo volver más dócil a tu hámster

Actualizado: 13 may 2023


Entrenar a tu hamster para que sea más dócil puede ser un proceso muy gratificante, tanto para ti como para tu pequeña mascota. No solo mejorará la calidad de vida de tu hamster al reducir el estrés, sino que también te permitirá crear un vínculo más fuerte con él. Si su hámster acaba de llegar por primera vez a su casa, debe comprender que es un nuevo contexto lleno de nuevos aromas y estimulantes para su hámster, por lo que es normal que se encuentre intranquilo, debes permitirle adaptarse y evitar el contacto directo las primeras horas, pero en el trancurrir de los días, puedes comenzar con los siguientes consejos:

Antes de comenzar el entrenamiento, es importante que tu hamster esté en un ambiente tranquilo y seguro. Asegúrate de que tenga suficiente espacio para moverse, jugar y descansar. También es importante que el entrenamiento se realice en un momento en el que tu hamster esté despierto y alerta, ya que es más probable que preste atención y se involucre en el proceso.


En primer lugar, es importante ganarse la confianza de tu hamster. Puedes hacerlo ofreciéndole comida desde tu mano con regularidad, permitiendo que se acerque y se familiarice contigo. Poco a poco, puedes comenzar a acariciar a tu hamster y hablarle en un tono suave y tranquilizador para que se sienta seguro en tu presencia.


Una vez que tu hamster esté cómodo con tu presencia, puedes comenzar a entrenarlo para que se suba a tu mano. Para hacer esto, coloca tu mano cerca de tu hamster y ofrécele una golosina en la palma de tu mano. Si tu hamster se sube, felicítalo con palabras de aliento y recompénsalo con más golosinas.


Es importante ser paciente y persistente durante el entrenamiento. Algunos hamsters pueden ser más reacios a subir a la mano que otros, pero con tiempo y paciencia, la mayoría de los hamsters pueden aprender a hacerlo.


Una vez que tu hamster se sienta cómodo subiendo a tu mano, puedes comenzar a enseñarle trucos y comandos simples. Por ejemplo, puedes entrenarlo para que venga cuando lo llames, o para que se siente en tu mano durante un corto período de tiempo. Recuerda ser consistente con tus órdenes y siempre recompensar a tu hamster con una golosina cuando cumpla con éxito el comando.


Por último, recuerda que cada hamster es único y puede tener diferentes niveles de capacidad para el entrenamiento. No te desanimes si tu hamster no responde de inmediato, y sigue trabajando con él pacientemente. Siempre es importante tener en cuenta la seguridad y el bienestar de tu hamster durante el proceso de entrenamiento.



En resumen, entrenar a tu hamster para que sea más dócil es un proceso que requiere tiempo, paciencia y compromiso. Ganarse la confianza de tu hamster es el primer paso para lograr una relación cercana y afectuosa. Luego, puedes enseñarle a subir a tu mano, enseñarle trucos y comandos simples, y siempre recompensarlo con golosinas y palabras de aliento. Con perseverancia y cariño, puedes lograr un vínculo fuerte y duradero con tu pequeña mascota.





Entradas relacionadas

Ver todo

Comentarios


bottom of page